Al inicio del mes de agosto, con diversas expresiones artísticas y académicas, las niñas, niños y jóvenes de Talcomunca en Izalco, departamento de Sonsonate, en El Salvador. Celebrarón  el Día Mundial del Ambiente, reafirmando su compromiso por la defensa del agua, el territorio y la alimentación, ante sus maestros, padres y madres de familia.

“Esta actividad es para enfatizar en el cuido del agua y hacer conciencia a las personas para que reflexionen en lo que puede pasar a largo plazo si no cuidamos este vital líquido”, explicó Gerardo Bolaños, quien cursa 9 grado y además ha sido formado en contraloría ambiental.

Temas como el ciclo hidrológico, la contaminación de los mantos acuíferos, la sequía y la represión contra la defensa popular del derecho humano al agua, fueron escogidos por los estudiantes para sensibilizar a su comunidad, con un abordaje común desde el enfoque de los derechos humanos.

“Nosotros mismos somos los que sufrimos las consecuencias cuando contaminamos el agua, por eso hoy presentamos los derechos ambientales que tenemos como niños y niñas a otros compañeros que quizás no los conozca, porque es importante que los defendamos”, enfatizó Nancy Alcarcón, quien actualmente cursa el octavo grado.

Esta actividad fue organizada por la Red de Juventudes, un grupo de jóvenes que han formado parte de un proceso de formación sobre incidencia y derechos ambientales, facilitado por la Asociación Agropecuaria Mujeres Produciendo en la Tierra, AMSATI.

El evento fue acompañado por representantes de la Mesa Sectorial de Gestión Ambiental y Cambio Climático del Foro Nacional de Salud que aportaron a los jóvenes una recopilación de las leyes ambientales del país, además de comprometerse a compartir con ellos la Ruta de Acceso a Justicia Ambiental en un futuro próximo.